Las dos mayores citas formativas anuales de Cáritas, la Escuela de Caridad y la Escuela de Verano, que desde el 26 de junio tiene lugar en la localidad madrileña de El Escorial, congregan en esta edición a más de 500 participantes procedentes de las Cáritas Diocesanas de todo el país.

Escuela de Caridad

Bajo el lema “El servicio de la Caridad en nuestro mundo”, la Escuela de Caridad concluye sus sesiones formativas el próximo 30 de junio en la Residencia Sagrados Corazones de El Escorial.


Se trata de un ciclo formativo especializado de tres años de duración, dividido en tres cursos: “El Servicio de la Caridad en un mundo globalizado: pobreza y evangelización”, “La intervención de la comunidad ante la pobreza y la exclusión social” y “Los agentes y animadores de la Caridad en la comunidad eclesial y en Cáritas en particular”.

A través de este proceso formativo se busca que los alumnos profundicen en los contenidos teológicos y pastorales, para hacerse preguntas, revisar actitudes y afrontar nuevos retos. Además de una experiencia de aprendizaje intelectual, quiere ser un camino, personal y de grupo, de cambio para un mejor servicio a los más pobres.

En esta edición de la escuela de Caridad intervienen como ponentes Vicente Altaba, delegado episcopal de Cáritas Española; Vicente Martín, sacerdote, teólogo y pastoralista; Mónica Fuster, médica, psicóloga y teóloga; Pilar Barrio, coordinadora de Equipo de Europa, MONA (Medio Oriente y Norte de África) y Asia, de Cáritas Española; Marije Goikoetxea, psicóloga y teóloga Universidad de Deusto; Víctor Renes, sociólogo voluntario del Equipo de Estudios de Cáritas Española; Fernando García, profesor de Doctrina Social de la Iglesia en la Facultad de Teología de Norte de España sede de Burgos; Adolfo Chércoles, acompañante de Ejercicios Espirituales; Joaquín García Roca, profesor emérito de la Universidad de Valencia;  Francisco José Andrades, profesor de la Universidad Pontificia de Salamanca; Francisco Prat, responsable de Formación de Cáritas Española; Guillermo Fernández, experto del Equipo de Estudios de Cáritas Española; y Agustín Rodríguez Teso, párroco de Santo Domingo de la Calzada en Madrid.

XXV Escuela de Verano 

Con una ponencia sobre el tema “Retos que se nos plantean como Iglesia en la acción caritativa y social”, será también Vicente Altaba, el delegado episcopal, de Cáritas Española, el responsable de la apertura de los dos módulos formativos de la XXV Escuela de Verano de Cáritas española, que tiene como lema “Llamados a ser Comunidad” y cuyas sesiones, que comenzaron el 26 de junio, se prolongarán hasta el 5 de julio en la residencia San José de El Escorial. 

Cada uno de los módulos ofrece una densa agenda de contenidos formativos. En el primero se abarcan temas que van desde as “Trabajo decente y explotación laboral” a “Derechos Humanos: Detección en situaciones de vulneración de derechos en los niños, niñas y adolescentes”, “Prostitución desde la experiencia y la mirada de Cáritas”, “Mística del compromiso social. Del encuentro con Cristo al encuentro con el hermano”, “Animación comunitaria rural” o “Comercio justo y consumo responsable: el modelo de Cáritas”
La oferta de cursos del segundo módulo incluye, entre otros, “El sermón de la montaña, o la ley del amor”, “Gestión de conflictos y desvinculación del voluntariado en Cáritas”, “Cómo trabajamos en Cáritas la acogida y convivencia intercultural, más allá de estereotipos y prejuicios. Formación de agentes para el Plan Integral de acción con migrantes y refugiados”, “Comunicar es echar las redes”, “La ética en el acompañamiento y cuidado de las personas mayores. Teoría y práctica”, “Profundizando en la propuesta de economía solidaria de Cáritas” y “Acompañar con competencia relacional”.