Bajo el lema “Somos Comercio Justo, “Somos Comercio Justo”, la Red de Comercio Justo de Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz se unirá a la celebración del Día Mundial del Comercio Justo el próximo 12 de mayo.

 

 

Con esta jornada el movimiento del Comercio Justo, que integra a más de 2 millones deproductores y trabajadores en todo el mundo y en nuestro país a más de 2600 personas voluntarias y 135 profesionales, recuerda que es posible garantizar una vida digna para todos los habitantes del planeta y frenar la degradación medioambiental. Así también lo ha constatado Naciones Unidas en los llamados Objetivos Mundiales (Objetivos de Desarrollo Sostenible) que deberían cumplirse antes del 2030. Para lograrlo, uno de los factores esenciales es fomentar el consumo responsable y una producción más sostenible.Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz, ha preparado para esta celebración el próximo día 12 de mayo en la Plaza de San Francisco de Badajoz, desde las 12:00 a la 13:30 horas, una serie de actividades que harán visible todo el trabajo que se realiza desde la Red de Comercio Justo.

Durante esta mañana se podrán degustar productos de comercio justo, conocer la procedencia y la historia que hay detrás de todo lo que consumimos, dinámicas, juegos y distintas actividades que nos acercarán al comercio justo y al consumo responsable. Además, durante la jornada se invitará a la ciudadanía participar en la campaña en redes sociales #SomosComercioJusto y así unirse a este movimiento y mostrar su compromiso por un mundomás justo.

En el Día Mundial del Comercio Justo “queremos hacer un llamamiento a la ciudadanía para que realice un consumo más ajustado a sus necesidades reales y favorezca aquellas formas de producción respetuosas con los Derechos Humanos y laborales y con el medio ambiente”.

Por otro lado, la degradación de la tierra, la disminución de la fertilidad de los suelos y el uso insostenible del agua están disminuyendo la capacidad de los recursos naturales para suministrar alimentos. Según informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, en los últimos 30 años debido al calentamiento global se ha producido una reducción significativa en la producción de maíz, trigo y otros cultivos importantes, situación que pone en riesgo la soberanía alimentaria de los pueblos.

Ante estas realidades el Comercio Justo apuesta por el desarrollo de las pequeñas organizaciones productoras y el cuidado del medioambiente a través de la comercialización de sus productos elaborados en condiciones dignas. De esta manera el Comercio Justo apoya su desarrollo y contribuye a una mayor seguridad alimentaria y al impulso de la producción sostenible en mercados locales y mundiales.

El Comercio Justo se basa en principios como garantizar unas condiciones laborales dignas y seguras para sus productores y productoras, el pago de un salario adecuado, el mismo para ellos y ellas ante las mismas tareas, la no explotación laboral infantil y la producción a través de técnicas y procedimientos respetuosos con el entorno natural.

En España, hay 150 tiendas y puntos de venta especializados, gestionados por las organizaciones de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, entre ellas cabe destacar la tienda que la Red de Comercio Justo de Cáritas, tiene en la localidad extremeña de Zafra, un lugar para la venta, la sensibilización y la concienciación.