Introducción

El Programa Diocesano de Mujer, tiene como objetivo que las mujeres sean sujetos de su propia realidad, como personas con derechos, funciones y responsabilidades. Las mujeres que acuden a los servicios de Cáritas son muchas veces víctimas de una múltiple discriminación, por su condición de género y por otros factores relacionados con la etnia, la edad, la posición socioeconómica y el nivel educativo, entre otros.

Líneas de trabajo

Desde Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz, se plantean líneas de trabajo teniendo en cuenta la situación en particular de cada mujer:

  1. Se realizan acciones dirigidas a las mujeres con  actividades para la adquisición de habilidades personales y cognitivas, conocimiento del medio donde trabajan y su realidad, desarrollo de su autoestima y fortalecimiento de las relaciones de ayuda. Para ello se cuenta con servicios de acogida, de información,  orientación y asesoramiento psicológico y jurídico.
  2. Desde el punto de vista de la familia y el entorno social se realizan actuaciones en su dimensión de madre y pareja.  Escuelas de padres y madres con pautas educativas sobre  convivencia, hábitos de salud y consumo, aulas taller o centros de día, casas de acogida y recursos residenciales. Además, se realizan acciones frente a la prostitución y mafias organizadas y acciones específicas con mujeres inmigrantes, entre otras.
  3. Acciones de integración laboral con orientación, asesoría jurídica, capacitación y formación, inserción laboral y empleo protegido.

 

mujeres02_400x300

¿Qué hacemos?

Proyectos de Promoción Social.

En estos proyectos se ofrece a las mujeres acogida, apoyo o asesoramiento y talleres que fomenten el desarrollo personal en los ámbitos afectivo, social, físico, psicológico,... dotándolas de herramientas y recursos que les permitan alcanzar su autonomía, autoestima y promoción laboral, etc.

Todo ello en claves de igualdad.

Proyectos de Mujer Rural.

Se ofrece a las mujeres actividades de ocio, formativas, culturales y espacios de encuentro y solidaridad en el mundo rural. Son proyectos que promueven la participación de las mujeres en su pueblo y además colaboran solidariamente con otros proyectos de la Diócesis o de cooperación internacional (venta de los productos elaborados en los talleres)

mujeres04_400x300

Seguimiento individualizado

  • Visitas a domicilio.
  • Trabajar situaciones y problemas especiales, indicando si es preciso un tratamiento especializado.

Acompañamiento, apoyo y formación específica a los voluntarios/as que trabajan en los proyectos.

Sensibilización.

  • Charlas en la Universidad, en Asociaciones y en las Parroquias
  • Preparación de materiales formativos