Con motivo de la celebración del Día del Corpus, Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz, celebro ayer su ya conocido "Circulo del Silencio" para finalizar con una vigilia de oración celebrada en la Parroquia de San Juan Bautista.

Como comunidad cristiana y como Cáritas, es el momento de renovar nuestra forma de vivir el compromiso con las distintas realidades de nuestro mundo para mejorarlo.

Estamos llamados a ir moldeando nuestra vida, el tipo de decisiones que tomamos a nivel político, social y económico, la forma de consumir y de emplear el dinero, la forma en que nos relacionamos con los demás, nuestras actitudes en el trabajo y en las actividades que realizamos, la forma en que empleamos el tiempo…

Todo ello conforma nuestra manera de ser y estar en el mundo, y la manera de ser al estilo cristiano, al estilo de los seguidores de Jesús, pasa por:


- vivir desde la gratuidad y la donación


- vivir desde la hospitalidad y la acogida de todas las personas sea cual sea su procedencia


- vivir desde la tolerancia y el respeto que construye ciudadanía participada y participativa.