Para el equipo Directivo de Cáritas Diocesana es un placer poder comunicar que Cáritas Diocesana de Mérida–Badajoz ha conseguido el Certificado de Calidad AENOR bajo la norma ISO 9001:2015, que garantiza la transparencia y buen hacer en todos sus programas y servicios.

 


Para nosotros es una alegría compartir esta grata noticia sobre el buen hacer de nuestra Institución. Se trata no sólo de una certificación sino del reconocimiento del trabajo que desempeña, de una u otra forma, cada una de las personas que integran esta Cáritas Diocesana, así como de la calidad del mismo.

Sin el trabajo de sacerdotes, voluntarios y contratados y sin la colaboración de socios, donantes, financiadores y demás grupos de interés, esto no sería posible, no podríamos llegar a tantas personas como llegamos y atender tantas y tan dolorosas necesidades. Gracias a todos por encarnar junto a nosotros el espíritu de entrega y donación personal que reclama el compromiso con el Evangelio.

Para nosotros es un motivo de orgullo pertenecer a Cáritas en todo momento y especialmente cuando se reconoce la calidad del trabajo y la atención que brindamos a cuántos se acercan a nosotros. No obstante, no dejaremos que esto nos aparte de nuestro compromiso en la erradicación de la pobreza, la exclusión y la injusticia y para eso seguiremos contando con todos los actores que forman parte de nuestro hacer diario y con las personas y entidades que confían en nosotros para conseguirlo.

 

Equipo Directivo de Cáritas.