De estas 2070 personas, 316 pudieron insertarse laboralmente en nuestra región gracias a la formación de empleo de Cáritas.El programa de empleo de Cáritas atendió en 2009 a más de 95.000 personas en toda España (95.695). De ellas, 2070 participaron en Extremadura. A pesar del impacto de la crisis, 316 lograron encontrar un puesto de trabajo tras su paso por el Programa de Empleo de Cáritas.

El Programa de Empleo lleva más de 30 años en marcha y desde entonces Cáritas ha apostado siempre por una intervención social que propiciase la reducción del desempleo. En la situación económica actual, esta atención sigue siendo fundamental. Durante el año 2008 este programa atendió en Extremadura a 814 personas y esta cifra aumentó en el 2009 llegando hasta los 2070.

En cuanto a los datos (extraídos del Balance de de Actuaciones de Empleo de Cáritas Regional de Extremadura) podemos apreciar que una mayoría son mujeres (un total de 1253). Algunos datos del perfil de las usuarias de estos servicios es que son españolas con edades comprendidas entre los 25 y los 44 años. Su nacionalidad es un punto de diferencia con los datos nacionales, donde el 75% eran inmigrantes.

Cáritas como pilar de las diócesis que promueve, orienta y coordina la acción caritativa y social de la comunidad cristiana, sigue al lado de todos los que sufren, de aquellos que tienen menos oportunidades en la vida, a través de su Programa de Empleo para favorecer su integración en un trabajo digno.

Para realizar la programación de los cursos que forman parte del Programa de Empleo “se hace un análisis con las demandas de las personas que acuden al servicio de orientación” comenta José Manuel López, director de Cáritas Regional de Extremadura. “Según las carencias que observamos en la formación y las oportunidades laborales de las que dispone nuestra región organizamos un calendario de actividades” destaca López.

Los cursos se realizan en distintas localidades (ver dossier adjunto) y en el caso de la Diócesis de Coria-Cáceres se opta también por realizar estos cursos no sólo en zonas urbanas sino también en grandes centros de población rural (es el caso de Montehermoso y Moraleja).

Las personas que imparten los cursos son profesionales en el ámbito competente para cada actividad. Pero indudablemente, para el desarrollo del Programa de Empleo de Cáritas se necesita una financiación para la que se cuenta con el Fondo Social Europeo y además cada Cáritas también aporta un fondo dependiendo de la actividad. También existen otras fuentes de financiación como es el proyecto INCORPORA de La Caixa.