EMERGENCIA

Cáritas con la crisis de Venezuela

Apoyamos a la población migrante ante la dificultad de acceso a alimentos y medicamentos.

Donar

En Venezuela la falta de garantía del Derecho a la Alimentación y a la Salud fuerza a las personas a migrar poniendo en riesgo su vida.

Una crisis que se cronifica

Venezuela es el segundo país del mundo con más población desplazada fuera de sus fronteras (más de 6,81 millones), de los cuales el 84% se encuentra en la región de América Latina. 

Según el Observatorio HumVenezuela, el 65% de la población venezolana ha perdido o agotado sus medios de vida de forma irreversible. En consecuencia, casi la mitad de la población enfrenta dificultades para tener acceso a los alimentos, provocando inseguridad alimentaria, subalimentación o hambre crónica. En estas severas circunstancias unos 4,3 millones de personas han debido privarse de alimentos, incluyendo pasar días enteros sin comer.

La población con afecciones de salud graves enfrenta grandes dificultades para recibir atención médica (4 millones no la recibió en los últimos 6 meses).

En consecuencia, casi 7 millones de personas han migrado desde el inicio de la crisis. Los primeros cinco meses de 2022 debido a los cierres fronterizos y/o los nuevos requerimientos de visados, las personas refugiadas y migrantes transitaron en su mayoría por rutas irregulares (trochas) donde estaban expuestas a peligros de agresión física, explotación (laboral, sexual), reclutamiento forzado, microtráfico y mendicidad de redes de crimen organizado y delincuencia.

Esta situación agrava la falta de garantía del derecho a la alimentación, salud, vivienda, educación de la población migrante, además de alimentar las reacciones xenófobas en las instituciones y en la población receptora.

Desde 2019, Cáritas Española ha apoyado 14 intervenciones con un presupuesto de 2.370.000 euros para mejorar la vida de 483.603 personas.

Respuesta de Cáritas en Venezuela

Desde el mes de marzo de 2021 y hasta marzo de 2023, Cáritas de Venezuela está desarrollando un programa de asistencia y protección humanitaria a familias afectadas por los impactos de la crisis prolongada. Para ello cuenta con el apoyo de Cáritas Española y la Red Internacional de Cáritas.

Esta intervención se lleva a cabo en 8 diócesis, cuenta con una red de parroquias llamadas centros centinelas que monitorizan la situación nutricional y de salud de madres lactantes y niños menores de 5 años e implementan las actividades de salud básica y de alimentación, a fin de brindar una asistencia integral a las poblaciones las más vulnerables.

 Hasta la fecha, Cáritas de Venezuela ha logrado:

  • Identificar y atender a 12.500 niños/as con desnutrición.
  • Capacitar a 821 familias para la identificación de casos de desnutrición y la adecuada referencia a servicios de atención del niño/a en riesgo nutricional.
  • Atender a 10.000 mujeres embarazadas y lactantes.
  • Asistir a 500.000 personas mediante ollas comunitarias y/o entregas de alimentos.
  • Atender a 63.000 personas en consultas médicas.
  • Entregar más de 22.800 medicamentos.

Respuesta de Cáritas en Brasil

El objetivo del proyecto es mejorar las condiciones de vida (alimentación, higiene y salud) y asegurar los derechos de 10.487 migrantes venezolanos en Brasil ubicados en el corredor migratorio al norte y al este del estado de Roraima, en la frontera con Venezuela.

  • Alimentación: 617 migrantes han recibido tarjetas de alimentación.
  • Higiene: 538 migrantes tienen kits de higiene personal.
  • Salud: 182 migrantes recibieron apoyo para la compra de medicamentos o chequeos médicos.
  • Documentación: 170 migrantes recibieron apoyo para la regularización de documentos.

De igual modo se apoya la plataforma MigraSegura para atender las necesidades de información de la población migrante venezolana que parte a Brasil y Ecuador. El acceso a una información fiable y segura reduce los peligros a los que pueden enfrentarse los migrantes y refugiados cuando deciden emigrar a un país desconocido.

Respuesta de Cáritas en Ecuador

La acción que hemos apoyado se desarrolla en las ciudades de Ibarra y Quito y permite atender las necesidades de 2.400 personas en materia de refugio, seguridad alimentaria, protección legal y psicosocial, medios de vida e incidencia política. 

  • 950 familias venezolanas reciben atención integral de albergue, alimentación, productos de higiene y hogar, bonos escolares y acompañamiento psicológico para disminuir su situación de vulnerabilidad.
  • 110 menores tienen apoyo y refuerzo educativo.
  • 204 personas reciben atención social para la promoción de sus derechos y 194 han participado en talleres sobre la misma temática.
  • 60 personas migrantes participan en iniciativas de crédito y ahorro para mejorar su situación económica.

En el mes de enero de 2022 y gracias a la recaudación de la campaña “Caritas con la crisis de Venezuela”, iniciamos una intervención para seguir atendiendo a población migrante y refugiada en la ciudad de Quito, con la reapertura de la casa de acogida “Buen Samaritano”.

Allí ofrecemos un espacio de protección y atención para al menos 200 personas migrantes y refugiadas que se encuentran sin hogar en la zona urbana de la capital.

Priorizamos a las familias monoparentales, mujeres embarazadas hasta los 7 meses y mujeres en periodo de lactancia. Durante un mes acceden a servicios básicos de alojamiento, atención básica, asistencia jurídica y psicosocial, mientras trabajan su plan de residencia o continúan su tránsito migratorio. El proyecto tiene una presupuesto de 70.000€.

Respuesta de Cáritas en Colombia

Desde 2019 desarrollamos varios proyectos de atención a la población migrante en las fronteras con Venezuela y Ecuador. Hemos ayudado a más de  41.400 personas en el ejercicio de su derecho a migrar en condiciones dignas.

Las líneas de intervención de esta acción son:

  • Asistencia y orientación legal sobre la regulación de su permanencia en el país.
  • Atención psicosocial para la gestión del estrés migratorio.
  • Fortalecimiento de las capacidades para prevenir la violencia de género, la vinculación con actores armados y economías ilícitas, el reclutamiento de menores y los accidentes causados por minas antipersona.
  • Prestación de ayudas en efectivo, no condicionadas, a familias especialmente vulnerables, para el pago de alquileres, compras de medicamentos u otras necesidades.
  • Apoyo para una movilidad segura a lo interno del país.
  • Alojamiento transitorio en albergues, casas de paso, centros de acogida.
  • Entrega de productos de higiene y material escolar para los menores migrantes.

Dona ahora

Kit de alimentos

Kit de alimentos e higiene

Alojamiento y manutención en un centro para migrantes

También puedes apoyar la atención a esta emergencia colaborando en las siguientes cuentas

Caixabank ES89 2100 5731 7102 0022 7540

Santander ES23 0049 1892 6927 1329 3362