Conoce Cáritas Diocesana 

de Mérida-Badajoz

Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz es el organismo oficial de la Iglesia para promover la acción caritativa en la diócesis.

 Tiene por objeto la realización de la acción caritativa y social de la Iglesia en la Diócesis, así como promover, coordinar e instrumentar la comunicación cristiana de bienes en todas sus formas y ayudar a la promoción humana y el desarrollo integral de todas las personas.

Conoce más sobre nuestros fines, constitución y organización en el territorio.

 

¿Quiénes formamos

Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz?

131 Cáritas parroquiales

Coordina, orientan y promueven la acción sociocaritativa en su parroquia.

14.778 Personas participantes y acompañadas

Son las protagonistas de su propio desarrollo y eje de la acción de Cáritas.

1.452 Personas voluntarias

Son el pilar básico e insustituible de la acción de Cáritas.

5.624 Socios y donantes

Gracias a ellos podemos ayudar y estar al lado de quienes más lo necesitan.

47 Personas contratadas

Junto con las personas voluntarias, están llamadas a transformar la sociedad guiadas por el amor.

¿Quiénes formamos Cáritas Diocesana

de Mérida-Badajoz?

  • 131 Cáritas Parroquiales: Coordinan, orientan y promueven la acción caritativa y social en su parroquia.
  • 14.778 personas participantes y acompañadas: Son las protagonistas de su propio desarrollo y eje de la acción de Cáritas.
  • 1.452 personas voluntarias: Son el pilar básico e insustituible de la acción de Cáritas.
  • 47 personas contratadas: Junto con las personas voluntarias, están llamadas a transformar la sociedad guiadas por el amor.
  • Alumnos en prácticas o colaboradores: Junto con las personas voluntarias, están llamadas a transformar la sociedad guiadas por el amor.

Misión

Promover el desarrollo integral de las personas y los pueblos, especialmente de los más pobres y excluidos.

Misión

La misión de Cáritas, como acción organizada de la comunidad cristiana y manifestación del amor de Dios a todas las personas, preferentemente a las más empobrecidas y excluidas, es promover, con ellas, el desarrollo integral y la transformación personal y social para la construcción de un mundo más humano y justo.

Valores
  • Centralidad de la persona: La persona es el centro de nuestra acción. Defendemos su dignidad, reconocemos sus capacidades, impulsamos sus potencialidades y promovemos su integración y desarrollo.
  • Caridad: Es el fundamento de nuestra identidad y servicio, fuente inspiradora de nuestros valores.
  • Justicia: Trabajamos por la justicia y la transformación de las estructuras injustas como exigencia del reconocimiento de la dignidad de la persona y de sus derechos.
  • Verdad: La búsqueda de la verdad sobre el hombre y el mundo a la luz de la fe,fundamento y sentido de nuestro actuar.
  • Participación: Somos una organización abierta a la participación de nuestros agentes y de los destinatarios de nuestra acción social. Trabajamos en equipo favoreciendo la integración de los que formamos Cáritas.
  • Solidaridad: Nos caracterizan nuestro sentimiento de unión a los que sufren y nuestra convicción de igualdad y justicia. Promovemos la solidaridad que nos lleva a buscar el bien común y a trabajar por una comunidad inclusiva, que valora las diferencias como patrimonio común y enriquecedor.
  • Austeridad: Desde nuestro estilo de vida, ponemos nuestra voluntad en la utilización ética y coherente de los recursos.
  • Espíritu de mejora: Desarrollamos nuestra actividad buscando permanentemente mejorar y aplicar ideas innovadoras, siempre en beneficio de la persona, la comunidad y la sociedad en su conjunto.
  • Transparencia: Compartimos una cultura institucional basada en la ética y en la apertura de la información hacia todos los interesados en nuestra labor.
Visión

En Cáritas queremos ser testimonio de la fraternidad universal desde nuestro compromiso por:

  • Conseguir mayor implicación de la comunidad cristiana en la tarea evangelizadora de la Iglesia impulsando la dimensión socio caritativa de la fe.
  • Potenciar la comunicación cristiana de bienes para conseguir un modelo de financiación sostenible, que nos permita ser libres y coherentes con nuestras opciones.
  • Ejercer una caridad global y local teniendo en cuenta la realidad de todas las personas y territorios
  • Asumir el cuidado de la casa común, defendiéndola de todo abuso ambiental que ponga en peligro la supervivencia de todos los seres vivos, promoviendo un nuevo modelo de economía social y sostenible.
  • Favorecer la defensa de la dignidad y el desarrollo integral de la persona a través de su protagonismo y participación en los procesos de cambio.
  • Estar atentos a la realidad para detectar las situaciones de pobreza y luchar contra sus causas, sensibilizando socialmente, teniendo presencia pública, denunciando proféticamente y siendo voz con los sin voz.
  • Acompañar los procesos de crecimiento de los agentes y las comunidades para favorecer la participación, coordinación y vinculación.
  • Dialogar con otras entidades, trazando caminos y construyendo redes que faciliten la integración y el desarrollo de las comunidades más excluidas.
  • Desarrollar nuestra acción con un enfoque estratégico, buscando una mejora e innovación continua que dé respuesta a los signos de los tiempos.

Valores

Caridad

Es el fundamento de nuestra identidad y servicio, fuente inspiradora de nuestros valores.

Centralidad de la persona

La persona es el centro de nuestra acción. Defendemos su dignidad, reconocemos sus capacidades, impulsamos sus potencialidades y promovemos su integración y desarrollo.

Verdad

La búsqueda de la verdad sobre el hombre y el mundo a la luz de la fe, fundamento y sentido de nuestro actuar.

Justicia

Trabajamos por la justicia y la transformación de las estructuras injustas como exigencia del reconocimiento de la dignidad de la persona y de sus derechos.

Participación

Somos una organización abierta a la participación de nuestros agentes y de los destinatarios de nuestra acción social. Trabajamos en equipo favoreciendo la integración de los que formamos Cáritas.

Solidaridad

Nos caracterizan nuestro sentimiento de unión a los que sufren y nuestra convicción de igualdad y justicia. Promovemos la solidaridad que nos lleva a buscar el bien común y a trabajar por una comunidad inclusiva, que valora las diferencias como patrimonio común y enriquecedor.

Austeridad

Desde nuestro estilo de vida, ponemos nuestra voluntad en la utilización ética y coherente de los recursos.

Espíritu de mejora

Desarrollamos nuestra actividad buscando permanentemente mejorar y aplicar ideas innovadoras, siempre en beneficio de la persona, la comunidad y la sociedad en su conjunto.

Transparencia

Compartimos una cultura institucional basada en la ética y en la apertura de la información hacia todos los interesados en nuestra labor.

Visión

En Cáritas queremos ser testimonio de la fraternidad universal desde nuestro compromiso por: Conseguir mayor implicación de la comunidad cristiana en la tarea
evangelizadora de la Iglesia impulsando la dimensión socio caritativa de la fe.

Potenciar la comunicación cristiana de bienes para conseguir un modelo de financiación sostenible, que nos permita ser libres y coherentes con nuestras opciones.

Ejercer una caridad global y local teniendo en cuenta la realidad de todas las personas y territorios. Favorecer la defensa de la dignidad y el desarrollo integral de la persona a través de su protagonismo y participación en los procesos de cambio.

Asumir el cuidado de la casa común, defendiéndola de todo abuso ambiental que ponga en peligro la supervivencia de todos los seres vivos, promoviendo un
nuevo modelo de economía social y sostenible.

 

Estar atentos a la realidad para detectar las situaciones de pobreza y luchar contra sus causas, sensibilizando socialmente, teniendo presencia pública, denunciando proféticamente y siendo voz con los sin voz.

Acompañar los procesos de crecimiento de los agentes y las comunidades para favorecer la participación, coordinación y vinculación.

 

Nuestro modelo de Acción social

Trabajar desde las capacidades y las potencialidades acompañando procesos.

Nuestro modelo de acción opta por un método centrado en el acompañamiento a los procesos de crecimiento de las personas y de las comunidades, lo cual centra la atención en los «caminos» más que en las «metas».

Realizar acciones significativas.

Nuestras acciones tienen que surgir de motivaciones claras y estar impregnadas de valores alternativos que permitan traslucir su significado: la construcción de una sociedad inspirada en los valores evangélicos. Todas ellas deben ser «significativas», no se pueden agotar en sí mismas, sino que van más allá de sus pretensiones instrumentales dejando traslucir procesos de personalización, humanización y liberación.

Cauce de la acción de la comunidad eclesial.

Cuando Cáritas actúa no es ella quien lo hace, sino la Iglesia en su conjunto. Nuestro modelo opta porque nuestra acción sea cauce para el desarrollo del compromiso de toda la Iglesia con los pobres.

Acción integral.

Nuestro modelo de acción opta por una acción integral, consciente de que cuando actúa sobre una parte está afectando tanto al conjunto de la persona como de las comunidades, de las sociedades y de sus estructuras. Así, la acción social de Cáritas opta por la transformación de manera integral abarcando todas las dimensiones, acompañando personas, animando comunidades y haciendo anuncio y denuncia profética.

Trabajar desde las capacidades y las potencialidades acompañando procesos.

Nuestro modelo de acción opta por un método centrado en el acompañamiento a los procesos de crecimiento de las personas y de las comunidades, lo cual centra la atención en los «caminos» más que en las «metas».

Realizar acciones significativas.

Nuestras acciones tienen que surgir de motivaciones claras y estar impregnadas de valores alternativos que permitan traslucir su significado: la construcción de una sociedad inspirada en los valores evangélicos. Todas ellas deben ser «significativas», no se pueden agotar en sí mismas, sino que van más allá de sus pretensiones instrumentales dejando traslucir procesos de personalización, humanización y liberación.

Ser cauce de la acción de la comunidad eclesial.

Cuando Cáritas actúa no es ella quien lo hace, sino la Iglesia en su conjunto. Nuestro modelo opta porque nuestra acción sea cauce para el desarrollo del compromiso de toda la Iglesia con los pobres.

Acción integral.
 

Nuestro modelo de acción opta por una acción integral, consciente de que cuando actúa sobre una parte está afectando tanto al conjunto de la persona como de las comunidades, de las sociedades y de sus estructuras. Así, la acción social de Cáritas opta por la transformación de manera integral abarcando todas las dimensiones, acompañando personas, animando comunidades y haciendo anuncio y denuncia profética.

¿Cómo nos organizamos?

Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz está formada por:

 Cáritas Diocesana

  • Es el organismo oficial de la Iglesia para coordinar, orientar y promover la acción caritativa y social de las 131 Cáritas Parroquiales que forman parte de la diócesis de Mérida-Badajoz.
 Cáritas Parroquiales

  • La Cáritas Parroquial es el organismo oficial para la acción caritativa y social de la parroquia.

¿Cuál es nuestra estructura?

Arzobispo / Obispo

Don Celso Morga es el arzobispo de Mérida-Badajoz, quien ejerce la alta dirección de la institución por sí mismo o por medio de un delegado episcopal, de conformidad con la legislación canónica y el Estatuto de Cáritas Diocesana.


Asamblea Diocesana
 

Está integrada por los miembros del Consejo Diocesano, los representantes de las Cáritas Interparroquiales y Parroquiales. Entre sus funciones, mantener un diálogo metódico y ordenado que permita establecer criterios, programas de acción y orientaciones prácticas para los diferentes niveles de Cáritas en la Diócesis; aprobar las memorias y balances; establecer los criterios de programas y presupuestos para el próximo período; elevar al arzobispo las modificaciones de reglamento.

Consejo Diocesano
y su Comisión Permanente

Es el órgano ejecutivo de la Asamblea de Cáritas Diocesana. Está compuesto por el delegado episcopal, el director diocesano, la secretaria general, representantes de Cáritas Interparroquiales y parroquiales, responsables de departamentos de Cáritas Diocesana y representantes de asociaciones, instituciones, órdenes e institutos religiosos de acción caritativa y social federados en Cáritas Diocesana.

 

Delegado episcopal

Francisco Maya Maya

Tiene la misión de representar al Prelado ante la Asamblea, el Consejo Diocesano, la Comisión Permanente y las Cáritas Parroquiales. Ejerce las funciones encomendadas por el Obispo, en particular las de: animar la caridad en la Iglesia Diocesana en coherencia con la Doctrina Social de la Iglesia y velar por que la identidad de Cáritas, como órgano oficial de la Iglesia, no quede ensombrecida en el desarrollo de sus actividades.

 Director

Jesús Pérez Mayo

direccion.cdmeba@caritas.es

Tiene las funciones de convocar y dirigir las reuniones de la Asamblea, el Consejo y la Comisión Permanente; velar por el cumplimiento de los acuerdos alcanzados en los órganos de gobierno de Cáritas; implementar mediante los medios y recursos de la entidad los programas aprobados por la Asamblea y el Consejo, promover la coordinación entre los agentes de Cáritas e informar tanto al Obispo como al resto de órganos de gobierno de la entidad, entre otras funciones.

 

 Secretaria general

Ana Correa González

sgeneral.cdmeba@caritas.es

La Secretaria General, asesorada por la Comisión Permanente, ejecuta las tareas confiadas por la Comisión Episcopal, Asamblea y Consejo General, velando por el funcionamiento de la entidad y la consecución de sus fines. Realiza la coordinación interna entre departamentos, áreas y agentes.

 

Un poco de historia

La ayuda social americana 

Después de la II Guerra Mundial, Cáritas sensibilizó sobre la acogida de 20.000 niños abandonados en Austria y Alemania.
Durante mediados de los años 50, gestionó la ayuda social (el famoso Plan Marshall). En 1957 y 1958 se crea la Sección Social de Cáritas, se funda el Centro de Estudios de Sociología Aplicada y se publica la revista Documentación Social.

La promoción social comunitaria

En 1961 se redacta el Plan de Comunicación Cristiana de Bienes y se crea el primer Plan de acción contra la pobreza. Cáritas introdujo en España métodos de desarrollo comunitario en zonas sin recursos.

Extendiendo derechos en época de crisis

En 1980 el paro es la prioridad para Cáritas. En 1984 se organizan las jornadas de Teología de la Caridad, críticas con los cambios económicos de la época.
Durante los años 80, se inauguran residencias para ancianos y centros para madres solteras y drogodependientes.
En 1987 se organiza el primer Congreso Hispano-Latinoamericano de Teología de la Caridad.

Nuevas formas de exclusión

En 1991 en materia social se crean casas de acogida para enfermos de Sida. Durante la crisis del 1992-1994, publica el V Informe Foessa.
En 1998 publica Las condiciones de vida de la población pobre en España.
En 1998, Cáritas se une a Manos Unidas, CONFER y Justicia y Paz, para sensibilizar sobre la deuda externa.

Cáritas ante la crisis

La acción de Cáritas está marcada por la crisis económica, que aumenta el trabajo en la acogida y acompañamiento a un número cada vez más elevado de familias.
El Modelo de Acción Social sustenta el ser y el quehacer de Cáritas en el contexto local y global.
Simboliza la unidad entre identidad y acción, muestra el camino para encarnar la Buena Noticia en nuestro tiempo.

Implicados y comprometidos

Cáritas ha hecho propuestas políticas relativas a la protección social, la salud, la educación o el empleo; dirigidas a reducir el carácter hereditario de la pobreza y su cronificación. Prueba de ello es su trabajo sobre Garantía de Ingresos Mínimos.
Ha puesto de manifiesto  a través de la publicación de dos informes quinquenales FOESSA y de la serie anual Análisis y Perspectivas, la existencia de deficiencias estructurales de nuestro modelo.
Ha fomentado la participación de toda la comunidad.
El testimonio y el compromiso activo son la mejor vacuna contra la apatía.

Cáritas en España

Cáritas Española

Es una confederación de más de 160 miembros, que trabaja en las comunidades de base de casi todos los países del mundo. Somos Cáritas, tanto en pequeños grupos de voluntarios, como en algunas de las mayores organizaciones humanitarias de todo el mundo. Inspirados por la fe católica, Cáritas es la mano de la Iglesia, una mano que ayuda a los pobres, los vulnerables y los excluidos.

MÁS INFORMACIÓN

Cáritas en el mundo

Cáritas Internationalis

Es una confederación de más de 160 miembros, que trabaja en las comunidades de base de casi todos los países del mundo. Somos Cáritas, tanto en pequeños grupos de voluntarios, como en algunas de las mayores organizaciones humanitarias de todo el mundo. Inspirados por la fe católica, Cáritas es la mano de la Iglesia, una mano que ayuda a los pobres, los vulnerables y los excluidos.

Más información

Cáritas Europa

Es la red de organizaciones de Cáritas en el continente europeo. La fuerza unida de sus 49 miembros y su presencia en 46 países, hace de ella uno de los principales actores sociales en Europa.

Más información

¿Quieres colaborar con Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz?

Ayúdanos a estar donde más nos necesitan.